La Ley contra la Violencia en el Deporte no es igual para todos. Los ricos se la saltan sin problema.

El objeto de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte es la determinación de un conjunto de medidas dirigidas a la erradicación de la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.


En su artículo 4 señala: “Queda prohibida en las instalaciones en las que se celebren competiciones deportivas la introducción, venta y consumo de toda clase de bebidas alcohólicas y de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas”.

Hace tiempo tuve la oportunidad de asistir a un palco del Santiago Bernabeu. Acudí invitado por una empresa que no viene al caso. Durante el partido, unas camareras ofrecían a los allí presentes canapés y toda clase de bebidas alcohólicas: cerveza, vino, whisky, ron, ginebra…

El propio Real Madrid expone en su página web fotos de zonas VIP para ver los partidos con estanterías repletas de licores, señalando: “Son palcos que permiten disfrutar de una inmejorable perspectiva del terreno de juego




Estos hechos que vulneran directamente el mencionado artículo 4 de la Ley contra la violencia en el deporte son sobradamente conocido en todos los niveles, desde políticos, jueces y la propia Comisión Antiviolencia.

¿Alguien hace algo? No, nadie mueve un dedo. No nos engañemos. Aunque ocasionalmente pueda acudir gente “normal”, se trata de espacios alquilados por grandes empresas y que normalmente disfrutan unos pocos privilegiados, entre ellos muchos ilustres políticos del ámbito nacional y autonómico.

En definitiva, la Comisión Antiviolencia hace la vista gorda porque los que gozan de esta “trampa” son, en general, gente bien. No son la chusma que va al tercer anfiteatro o a los fondos del estadio. Y es que la Ley no es igual para todos.

P.D.: Esto no va del Real Madrid, sino del agravio comparativo entre clases. Desconozco si en otros grandes estadios (Metropolitano, Nou Camp, San Mamés, Mestalla, etc.) hacen lo mismo. Para empezar la página web del Barcelona muestra fotos de estos palcos con botellas de vino y de cava.


Comentarios